ıllı Vinos, Enología, Bebidas y Alimentación (2018)

DENOMINACION, TIPOS, CRIANZA, VINOTECA, COMPRAR VINO, VITICULTORES, MASTER VITICULTURA Y ENOLOGIA

 !Selecciona tu Idioma!

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Vinos, Viticultura y Enología. (VINOTECA INTERNACIONAL)

ıllı Vino de Uruguay wiki: que es, historia y significado

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

vinomocion

salud  ıllı Vino de Uruguay wiki: que es, historia y significado 


En Uruguay se cultiva la parra en un tiempo de tipo temperado, con temperaturas promedio de 18°C, precipitaciones promedio anuales de 1055mm, sol, inviernos fríos y veranos cálidos y secos, de noches frescas.


Oficialmente existen 9 zonas vitivinícolas: el Norte, el Litoral Norte, el Nordeste, el Litoral Sur, la zona Central, y Central Este, el Suroeste, el Sur y el Sureste./P>


  • a zona Sur, donde se concentra el noventa por ciento de los viñedos, tiene un tiempo de alta repercusión marítima y tierra moderadamente profunda, de textura fresca.
  • a zona Suroeste, con un cinco por ciento de los viñedos del país, y la zona Litoral Sur, están influidos por el Río Uruguay. La tierra es de mayor profundidad y tienen un genial drenaje.
  • as zonas Central y Central Este forman la cuenca sur del Río Negro, con tierras que combinan finas texturas, piedras y un tiempo genial.
  • as zonas Norte y Nordeste (los departamentos de Artigas, Salto y Rivera), tienen un tiempo de mayor calidez y sus tierras de textura ligera resultan muy apropiadas.

El campo vitivinícola, que representa el quince por ciento de la producción agrícola familiar, sigue desarrollándose.


Regiones vitivinícolas


La mayoría de los viñedos y bodegas se hallan en las colinas al norte de la capital Montevideo, sobre todo en los departamentos de Canelones, Montevideo, Colonia y San José. Con la desaparición de los viñedos en Flores, Río Negro y Treinta y 3, más o menos desde mil novecientos ochenta y nueve-dos mil siete, en nuestros días hay viñedos en quince de los diecinueve departamentos.


La historia de la industria vitivinícola y la uva se remonta a mediados del siglo XVII, todavía ya antes de la independencia nacional, cuando Uruguay era conocido como la Banda Oriental. Las primeras cepas fueron traídas desde España y se plantaron en el suroeste del país. Estas primeras plantas, seguramente Moscatel, medraban sobre enrejados, generando uvas para consumo de mesa y de vino en familia. Esta fue asimismo la situación a lo largo de la mayoría del siglo XVIII.


Ese fue el marco reinante hasta mil ochocientos veinticinco, año en el que Uruguay es declarado estado independiente. Entre las primeras políticas se favorece a hombres con espíritu renovador a hacerse intérpretes de las demandas del mercado mundial, marcando el inicio de la primera modernización y dando comienzo a la industria.


La temprana era pre-industrial fue seguida por una etapa de transición en la que se acrecentó el número de los viñedos, todavía sin lograr un nivel comercial significativo. Este incremento se debió, en buena medida, a las condiciones convenientes que daba un estado últimamente independizado en mil ochocientos veinticinco, llevando a la consolidación de una tradición nacida 2 siglos atrás.


No fue hasta mil ochocientos setenta que el cultivo empezó a ser visto como una compañía comercial viable, por Don Pascual Harriague, un inmigrante vasco con inquietudes empresariales. Con plantas tannat de origen francés, traídas desde Concordia, provincia de Entre Ríos, Argentina, Harriague comenzó su cultivo en doscientos hectáreas en La Caballada,ubicada en el norte del país. Esta pluralidad, el Tannat, tomó entonces el nombre de Harriague, en honor del vanguardista de la industria vitivinícola uruguaya, y su vino es considerado el de mayor tradición de Uruguay, siendo un vino criollo de color obscuro, prácticamente negro y robusto.


Casi al tiempo, Francisco Vidiella empezó a plantar otras variedades de origen europeo al sur del país. La francesa Folle Noire, famosa en un inicio como uva Peñarol y después llamada Vidiella, fue escogida para su cultivo en Colón, un pequeño pueblo que es el día de hoy una parte de Montevideo. La primera cosecha fue el veinticinco de febrero de mil ochocientos ochenta y tres, en un viñedo de treinta y seis hectáreas y motivó la celebración de la primera celebración nacional de la vendimia. Allá don Francisco manifestó en su discurso:


Hacia mil ochocientos ochenta una tercera cepa se aúna a la escena vitivinícola uruguaya. La francesa Gamay Noire fue cultivada en la zona montevideana de Carrasco y se le llamó borgoña; entonces asimismo cultivada en el área de Colón. La pluralidad Cabernet empezó a cultivarse asimismo en esta etapa.


En aquellas temporadas se cultivaban además de esto otras variedades: las españolas Bobal, Garnacha y Monastrel; las italianasBarbera, Nebbiolo, Isabella o bien “frutilla”; y otras variedades francesas, españolas y americanas cultivadas en la zona de Maldonado, en el sureste del país, sin dejar de mentar la Gewürztraminer en el oeste del departamento de Colonia.


El diecisiete de julio de mil novecientos tres la primera Ley Vitivinícola fue aprobada en Uruguay, reglamentándose la producción y comercialización del “vino natural”, y por año siguiente empiezan los controles de calidad y se censa la producción. Apoyada en un marco legal amoldado de forma realista a la situación empresarial, la industria vitivinícola comenzó una perceptible etapa de consolidación. En esta temporada, el gobierno uruguayo decidió dar premios a los mayores productores nacionales de vinos. Fueron Vidiella y Harriague quienes ganaron el primer premio del estado en mil ochocientos ochenta y cuatro.


El control de calidad y la iniciación del registro de datos y censo de producción en mil novecientos cuatro, la siguiente enseñanza de la vitivinicultura en la Capacitad de Agronomía de la Universidad de la República y en la Escuela de Vitivinicultura, así como el desarrollo de las compañías nacionales a lo largo de la primera mitad del siglo veinte, marcan la consolidación de la actividad vitivinícola como una compañía viable y redituable. Esto explica el fenómeno que se generó en los años mil novecientos cincuenta donde después de un incesante desarrollo del campo se dio un récord histórico de diecinueve,000 hectáreas y más de ochenta millones de plantas fueron cultivadas.


Dos décadas después, por el impulso de los vitivinicultores, se actualizan los viñedos y las bodegas con el propósito de trabajar con cepas de mayor calidad enológica.


En mil novecientos ochenta y siete se creó el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) dirigido por organizaciones privadas y encabezado por el Poder Ejecutivo del gobierno nacional, lanzando el campo en el mercado internacional para la exportación de vinos finos.


El prolífero devenir de la historia del vino en Uruguay condujo a que en dos mil catorce se lo reconociese en sus gamas, peculiaridades y tipos, como bebida nacional.


En mil novecientos setenta y ocho especialistas franceses llegaron a Uruguay como consultores contratados para trabajar con conjuntos de vitivinicultores, siendo conscientes de que se hallaban en una encrucijada. Estos especialistas visitaron viñedos y bodegas en todo el país, y su conclusión fue clara: se debían hacer cambios a la brevedad. En nuestros días, técnicos implicados en acontecimientos internacionales conectados con la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), se refieren al proceso de reconversión en Uruguay como un proceso a ser seguido por el resto del planeta.


El proceso había empezado a inicios de los años '70, con los sacrificios efectuados (y no siempre y en toda circunstancia adecuadamente integrados) por ciertos vitivinicultores que plantaron uvas importadas, clonadas y libres de virus. Se edificaron bodegas singulares para los vinos finos y se tomaron múltiples otras medidas a lo largo de esos años, haciendo que otros vitivinicultores se unieran al movimiento, revitalizando el ámbito, con el propósito de generar vinos de calidad.


En mil novecientos ochenta y siete, a resultas de una iniciativa empresarial, fue creado el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI). El INAVI es una corporación pública no estatal, dirigida por exactamente las mismas organizaciones empresariales y encabezada por el Poder Ejecutivo del gobierno nacional. El éxito alcanzado por el campo, estimuló a las autoridades del Instituto, las que plantearon a Uruguay como sede de un nuevo congreso de la OIV, el que tuvo lugar en Punta del Este en mil novecientos noventa y cinco. Exactamente el mismo contó con la asistencia de más de quinientos participantes de treinta y cuatro países.


El reconocimiento alcanzado en abundantes concursos internacionales, el desarrollo de las exportaciones de vinos uruguayos y la profundidad de los procesos de reconversión, son el resultado de un infatigable espíritu renovador que los inmigrantes europeos transmitieron a las nuevas generaciones en sus familias.

Artículo principal: Tannat

El Tannat es el vino varietal que comenzó la producción vitivinícola del Uruguay a escala comercial. En mil ochocientos setenta, Don Pascual Harriague, buscando una cepa que se adaptara al suelo y tiempo locales, introdujo al país numerosas variedades de uva. Una de estas, la pluralidad Tannat originaria del sur de Francia, Los primeros sarmientos fueron introducidos en Argentina, por otro Francés de origen vasco don Juan Jauregui y también implantadas en Concordia Argentina, la pluralidad se conocía en esa zona como "Lorda", Don Juan entregó múltiples sarmientos a Don Pascual, y probó ser exageradamente triunfante y llevó a la producción de un vino sumamente atrayente para los usuarios de la temporada.


Algún tiempo después, Harriague consiguió el premio al mejor vino producido en el país, particularmente, por su vino Tannat. Por esta razón, desde mil ochocientos setenta y siete, el Tannat se conoce como el “Vino Uruguayo”. Desde su inicio, entonces, el vino Tannat ha presentado las cualidades técnicas de color y estructura que le dan su valor enológico. Los Tannat son vinos tánicos, de taninos suaves y tiernos, y un atrayente color.


Uruguay es el único productor en el planeta donde existen viñedos significativos en cantidades incluso mayores que en su tierra nativa: Madiran y también Irouléguy, suroeste de Francia.En Uruguay, la superficie plantada de esta pluralidad, representa una tercera parte de los viñedos.El vino Tannat presenta 2 principios enológicos básicos: calidad y peculiaridades locales. Esto ha conducido al creciente reconocimiento de Uruguay como país productor de vinos de calidad. La “identidad” lograda con el vino Tannat, abrió los mercados internacionales a otras variedades de vinos uruguayos.


El vino Tannat se expresa de forma perfecta solo, mas presenta asimismo combinaciones de peculiaridades particulares, en cortes con otras variedades. Esto da como resultado una enorme diversidad; Tannat-Cabernet Sauvignon, Tannat-Merlot, Tannat-Cabernet Franc. Asimismo se ha empezado a realizar vino Tannat en barricas de Roble. Todo esto quiere decir que solo o bien en combinación con otras variedades, el Tannat se expresa estupendamente.


El Moscatel es una pluralidad con una producción tan significativa como la de Tannat en Uruguay. Variedades esenciales en Uruguay, mas con menos superficie plantada que Tannat y Moscatel son las variedades tintas Cabernet Sauvignon y Merlot, y las blancas Ugni Blanc, Chardonnay y Sauvignon Blanc.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Vinos, Viticultura y Enología

autoayuda.es   BUSCADOR DE VINO     

 

USUARIOS:

Hay 65 invitados y ningún miembro en línea

vinomocion

 

TODO SOBRE EL VINO (ENOLOGÍA):

vinomocion

Está aquí: Inicio > [ VITICULTURA Y ENOLOGÍA ] > ıllı Vino de Uruguay wiki: que es, historia y significado

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas