ıllı Vinos, Enología, Bebidas y Alimentación (2018)

DENOMINACION, TIPOS, CRIANZA, VINOTECA, COMPRAR VINO, VITICULTORES, MASTER VITICULTURA Y ENOLOGIA

 !Selecciona tu Idioma!

[Enciclopedia Online Gratuita] Diccionario de Vinos, Viticultura y Enología. (VINOTECA INTERNACIONAL)

ıllı Centro tinajero de Lucena wiki: que es, historia y significado

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

vinomocion

salud  ıllı Centro tinajero de Lucena wiki: que es, historia y significado 


Es largo y variadísimo, y normalmente coincide con los practicados desde hace siglos en el resto centros tinajeros de España.


Hasta donde se tiene nueva, las tinajerías elisanas estuvieron en el distrito de San Roque, integradas de este modo en el casco urbano y como una parte de las casas, patios y corrales de cada ceramista o bien familia ceramista. Los espacios primordiales eran la nave del alfar para el modelado y el secado de las piezas; un almacén para el barro, que podía reemplazarse con la pila formada por media tinaja sepultada a ras del suelo; y, ya al aire libre, el horno y la zona de secado.


Tadicionalmente, la materia prima del ceramista lucentino han sido arcillas del entrecierro de la localidad mezcladas con tosquizo (polvo de ladrillo como desgrasante, para dar fuerza al barro), un tanto de sulfuro de plomo del próximo emporio minero de Linares (Jaén) y arena (tierra refractaria en un caso así). Conforme narra Seseña, la mejor arcilla para las tinajas era el barro hondo, al tiempo que el barro alto se utilizaba para jarros y ladrillos.


Técnica de modelado

5 géneros de tinaja, conforme la situación de las asas en los hombros del cuerpo, en la tinajería de España de origen romano y musulmán.

Lo más importante en la preparación de las tinajas era el proceso completamente manual, sin torno (inútil dado el tamaño y extensión de las piezas), por el procedimiento o bien técnica ceramista del tramado (modelado por tramado). La doctora Natacha Seseña describe los pasos de la fabricación, que se empieza sobre el abertín o bien sobre el banquillo, una plataforma de barro cocido que servirá de base o bien peana con su figura de leño de cono invertido. Dando vueltas alrededor de ella, el tinajero va a ir levantando (urdiendo y echando vueltas) la pieza 'churro a churro' (cada uno de ellos de los rollos o bien largos y finos tubos de barro que entonces se van a ir uniendo). Lo primero en verse va a ser la olla o bien panza, como media cascarilla de huevo gigante, sobre la que se va a ir 'echando' la tabla o bien cuello, rematado en el semblante, o bien boca de la tinaja, y que en los ejemplares tradicionales de Lucena, acaba en pico (como una 'boquita de piñón'). Ese remate inestable hacía preciso que para su instalación en almazaras y bodegas, la tinaja se enterrara o bien empotrara en el suelo o bien en estructuras resistentes de madera. Explica asimismo Seseña que si la tinaja salía deficiente y era inútil para su cometido, se reciclaba una parte del recipiente cortándola a pico y aprovechándose como pila de lavar (una suerte de cocio, tinajón o bien tintero) o bien pilón para dar de tomar a los animales.


Es la estructura más interesante, increíble por su tamaño, capacidad y boca de carga capaz de aceptar tinajas grandes. Los especialistas describen estos hornos como "construcciones de ladrillo refractario –unido y repellado con arcilla–, en forma de cubo (con tejadillo sobreelevado al exterior) y cilíndrica con su remate en bóveda de media naranja. El interior consta de múltiples niveles. El más bajo y semienterrado es la caldera comunicada al exterior por la boquina; dentro, un pequeño muro ayuda a mantener los arcos superiores y dispone de un pequeño espacio en el fondo para cocer obra menuda (juguetes, pequeñas piezas). Sobre la caldera, de planta circular, se levanta la cámara, con extensa puerta de carga a nivel del suelo del patio. Arriba, en la capilla o bien bóveda del horno, se abren 5 respiraderos: el almofrez central y las 4 piquera laterales. Uno de los instantes más frágiles y esforzados era el transporte y también introducción de las tinajas grandes en el horno, operación hecha a pulso (toa a sangre, toa a mano), solo con la ayuda de una gruesa cuerda de esparto con múltiples cabos, la manilla, sostenida por múltiples hombres al unísono. En el horno se ponían con las bocas cara abajo, rellenando los espacios entre las tinajas con vasijas o bien piezas más pequeñas. En su origen, el comburente fue leña de olivo.


El vidriado interior


Si bien, en el pasado, el interior de la tinaja se curaba con "pez rubia" (un género de brea), desde principios del siglo veinte se vidriaron el interior de la tinaja, los labios y el cuello con un barniz compuesto por alcohol de hoja de Linares (sulfuro de plomo) y tierra, que le daban a la pieza una apariencia de melado resistente, lumínico y dorado. La operación es muy frágil y debe hacerse con velocidad a fin de que no se corte la tinaja con la humedad excesiva del barniz. Para revisar si se habían vitrificado se introducía en la vasija "un corcho con un alambre que, al prenderse, delataba el punto de vedrío. Otros útiles relacionados con este proceso eran la almágena (un enorme lebrillo para diluir el plomo molido) y la cuba (cubo de lata). Para aplicar el barniz se utilizaba un escobín de palmito o bien algo afín.


Los utensilios


La tradición oral ha dejado asimismo nueva del arte tinajero como ese refrán con aire de copla en el que se cuentan los aparejos para la fabricación de estas primitivas gigantas de barro:


Siendo la palilla una paleta con mango largo y más gruesa en uno de sus extremos, y la palilla y la media palilla otras paletas de ayuda par afinar bordes, regular el grosor y otros detalles de trabajo fino. Asimismo se empleaba media hoz como cuchilla para recortes y retoques en seco, y si ya estaba muy seca la pieza se recurría al pico (piqueta de hierro). La zapatilla, como la alpañata o bien los harapos o bien tiras de cuero, badana o bien cordobán, se empleaban para afinar los bordes y sacar lustre a la vasija.


El capítulo más largo y dilatado del proceso de fabricación de una tinaja son sus diferentes periodos de secado, debido al gran volumen de la pieza. Ya mientras que se modela, hay que ir aguardando (entre un día y una semana) a que cuaje cada etapa, de forma que las paredes que se marchan levantando sean capaces de mantener una nueva tarea. Las tinajas grandes precisaban unas 7 tareas con 3 o bien 4 paradas para las tirás


En el calendario católico andaluz, el modelado y secado se extendían desde finales del mes de octubre o bien inicios de noviembre, y no acababa hasta San Antonio, en el mes de junio del siguiente año (continuando a la sombra en exactamente el mismo sitio donde se había levantado la pieza); y incluso pasaría un tiempo ya antes de un último secado al sol exactamente el mismo día en que se vidriaba, junto ya antes de introducirla en el horno para cocerla.Instante que acostumbraba a coincidir con la festividad de la virgen del Carmen (el dieciseis de julio).

Orza (recipiente)

No menos propias de la alfarería lucentinas son las orzas de matanza de las que se llegan a distinguir 7 tamaños, cada uno de ellos con su denominación propia: arrobera, cuartillera, pastoril, perrenga grande, perrenga muchacha, orza muchacha y levaudera; todas y cada una vidriadas, de perfil panzudo y con 2 asas y borde destacado, decoradas con una cenefa vegetal (las más pequeñas) o bien un ramo (las grandes). El dibujo, afinado y precioso, por fácil, se logra con verde de cobre, manganeso cobrizo y amarillento.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

 Vinos, Viticultura y Enología

autoayuda.es   BUSCADOR DE VINO     

 

USUARIOS:

Hay 52 invitados y ningún miembro en línea

vinomocion

 

TODO SOBRE EL VINO (ENOLOGÍA):

vinomocion

Está aquí: Inicio > [ VITICULTURA Y ENOLOGÍA ] > ıllı Centro tinajero de Lucena wiki: que es, historia y significado

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas